Lágrimas de cocodrilo lésbico


La isla de Lesbos aparece en La Iliada de Homero. Fue dominio de los crueles persas hasta que los guerreros de Atenas salieron victoriosos de la famosa batalla de Salamina, y las cinco ciudades de la isla fueron repartidas entre ciudadanos atenienses hasta el final de la Guerra del Peloponeso. Más tarde Alejandro Magno cambió de nuevo las tornas en la batalla de Gránico. Luego llegó la conquista de la isla por Macedonia, y Lesbos tuvo que firmar un tratado con los romanos. Las ciudades se aliaron con Mitrídates VI, rey del Ponto, hasta que los romanos desembarcaron y destruyeron Mitilene, la ciudad principal. Una vez reconstruida Mitilene fue capital de la provincia romana de Asia. Y cayó el imperio romano. Y Constantino el Grande pasó por allí. Y a lo largo de los siguientes siglos fue saqueada por esclavos, sarracenos, venecianos, e incluso nuestro ilustre Reino de Aragón. Después los bizantinos, los genoveses, los otomanos… Y en la Guerra de los Balcanes los griegos recuperaron el territorio hasta hoy. Ése es un brevísimo resumen de la historia de un territorio que ha formado parte de la humanidad desde el siglo XI a. C.

Unfollow a mogollón: La nueva estrategia en twitter



Ay pena, penita, pena! Hoy me he llevado un disgusto twitero de los gordos. Resulta que @juanmerodio e @israel_garcia me han hecho unfollow. Que yo recuerde, al menos Juan, siempre me ha seguido. No soy de tener miles de followers pero siempre presumí de tener entre mis seguidores (algunos amigos) a lo que hoy en día son las grandes estrellas del #socialmedia. Claro que soy de "la vieja escuela", como dice @calvoconbarba en un interesante post que también quiero comentar. En aquella época, en los comienzos de Twitter, todo era diferente. Todos nos seguíamos y nadie era más ni menos que nadie. Por entonces no había gurús, ni estrategias, ni marca personal ni leches.

15 preguntas para tuiteros. ChristianDvE

Desde hace algún tiempo tengo la sensación de que Twitter ha cambiado bastante, que ha degenerado en algunos aspectos y lo ha hecho para mal. Que aquella forma de tuitear de los comienzos se ha olvidado, que ahora todo el mundo busca un algo para provecho propio... Echo de menos las risas, que se cuelen en mis conversaciones para opinar, para reir, para hacer amigos... Echo en falta cierta profesionalidad, trabajo y seriedad. De todo un poco... Ahora parece qué lo que importa son otras cosas (una de las principales la cantidad). Ahora hay demasiados gurús, expertos y sabelotodo de las RRSS, porque todo el mundo quiere serlo. No sé, tal vez es cosa mía, una sensación... Por eso me he decidido a retomar esta sección (15 preguntas para tuiteros) y comprobarlo, entenderlo.
 
Pensando en quién, hablé con una amiga para que me recomendase alguien (porque como ya digo ultimamente ando bastante desconectado). Ella me respondió algo así: "¿Quieres alguien con muchos seguidores o alguien que..." "Quiero alguien que aporte respuestas interesantes, que me aporte algo" -dije sin dejarla terminar la frase. (Y, por cierto, debatimos a ese respecto durante largo tiempo, tal vez de para un post de opinión ;). El caso es que me dijo, "¿Qúe te parece Christian?". -"Había pensando en él, pero creo que anda muy liado". - "Llámale". Y así lo hice.

Se acabó la crisis

Albert Einstein dijo que “si una idea no es absurda al principio, entonces no merece la pena”. Por eso me atrevo a plantear una tontería en voz alta…

Soy de letras, pero voy a dar algunos datos, cifras concretas antes de exponer mi idea:
Hay 7.000.000 de parados.
De éstos, supuestamente 1.100.000 podrían tener derecho a la famosa “ayuda de 420 euros” (digo supuestamente porque esta cifra varía mes a mes).
El Gobierno, si concede esta subvención, tendría un gasto de 462 millones de euros al mes, lo que supone (en los hasta 18 meses que se puede cobrar) un total de 8.316 millones de euros.

Ahora bien, para la familia que la percibe es una gran ayuda, pero también hay una serie de inconvenientes:
  • Con esta ayuda el Gobierno no percibe ninguna cantidad en concepto de Seguridad Social o IRPF del trabajador.
  • El trabajador no cotiza, ni a efectos de la prestación por desempleo ni a efectos de jubilación.
  • No se crea empleo.
  • Se trata de un “gasto a fondo perdido”.
  • Las empresas/empresarios no se benefician en nada por esta ayuda. 

Payment & Shipping en Twitter

Comprar a través de Twitter pronto será una realidad. Coincidiendo con la aparición del nuevo SO de Apple, donde los afortunados usuarios del iPhone 6 podrán utilizar (cuando se revise el sistema ya que al parecer está dando fallos bastante serios) el Apple Pay, la red de microbloggin no quiere quedarse atrás y ha comenzado a incorporar en las cuentas la opción de “Payment & Shipping”. Por el momento sólo está disponible para el sistema Android, y en la versión web (pero todavía no está operativa).

Las redes sociales del futuro... o no

Cada año aparecen nuevas redes sociales que quieren arrebatar el liderazgo a Facebook. Casi todas, por desgracia y tal vez por falta de originalidad e ideas, están basadas, poco más o
menos, en los principios en los que se creó Facebook. Pero no sólo eso, sino que además el diseño y la plantilla del escritorio de trabajo por norma está en la misma línea. Cada vez que sale una aparecen titulares del tipo “Llega la competencia de Facebook”, “Nace la red social del futuro”… Y sus creadores insisten en que es algo diferente, único, especial, fantástico, que por supuesto nadie ha hecho…

Haciendo un poco de memoria, me vienen a la cabeza algunas de estas redes que a día de hoy, están obsoletas, desaparecidas o en fase de hacerlo. En casi todas me he ido dando de alta y probando su funcionalidad. Ninguna de ellas me hizo demasiado “tilín”...

La proporción aúrea de Twitter

La historia de Twitter es menos conocida que la de Facebook, aunque escarbando un poco seguro que se podría hacer una superproducción hollywoodiense.  

Hace bien poco ha aparecido el libro “La verdadera historia de Twitter”, un libro escrito por un periodista de The New York Times que al parecer ha conseguido desvelar algunos de los secretos mejor guardados. De los cuatro fundadores sólo queda uno en la compañía; todos, al parecer, al cual más trepa y con ansias de poder y fama. La empresa se fundó de la forma más inverosímil (algo bastante más común de lo que parece). Inicialmente Twitter se llamó Stat.us (compartir estados), más tarde Twitch (tic nervioso) y por último, antes del nombre definitivo, se llamó Twttr, sin vocales. El primer logotipo es algo anticuado, pero recordad que estamos hablando del año 2006, con pocos medios y sin departamento de diseño en la compañía. El primer tuit que se conserva por ahí es el de Jack Dorsey, cofundador de la red social, lanzado el 21 de marzo de 2006 y dice ”just setting up my twttr” (total, que el tipo estaba ajustando su twitter).